¿Cómo detectar una fuga de agua en la vivienda?

Las fugas de agua son una de las averías más frecuentes en las instalaciones de fontanería en Tarragona. Se suelen originar en el drenaje del desagüe, en la propia tubería o en las conexiones y accesorios. Las razones por las que se origina una fuga de agua pueden ir desde una instalación inadecuada a un deterioro general o un mal estado de las tuberías.

Trucos y consejos de detección

Las fugas de agua pueden ocurrir en cualquiera de las instalaciones de fontanería. Es muy importante poder detectarlas a tiempo para erradicar el problema.

Hay señales que nos pueden indicar que tenemos en casa una tubería rota. Estas señales pueden ser encontrarnos con superficies blandas o húmedas al caminar, la presencia de abultamientos, puntos calientes en el suelo o ver que las paredes suelen estar húmedas.

Si el consumo de agua y la factura de la misma aumenta de forma considerable, es probable que podamos tener una fuga en casa. En este caso, podemos cerrar la llave de paso y comprobar si el contador se detiene o sigue avanzando. De producirse esto último, tendremos una fuga.

El sonido de agua corriendo cuando no estamos utilizando nada es otro síntoma de que existe una fuga de agua en la vivienda. Lo mismo ocurre si nos encontramos con manchas oscuras de humedad o zonas descoloridas. Si estas no desaparecen o van a más, es que la fuga de agua es real.

Por último, si disponemos de un calentador de agua y no se apaga cuando no lo estamos utilizando es que tenemos una fuga en algún punto de la casa.